AMIGOS

viernes, junio 27, 2008

NUEVA ESPERANZA

Queridos amigos y familia:
Sabéis lo mal que lo pasé con la muerte de mi Paquito. Primero quiero daros las gracias a todos por los ánimos que me disteis.
Hoy ha vuelto para mí la esperanza porque tengo un nuevo trabajo, nada menos que cuidar de una Madre Superiora de un convento, Fijaros que suerte está enfrente de la casa donde vivía mi queridísimo abuelo Goyo, en la calle San Francisco de Sales de tan buenos recuerdos.
Es un colegio de monjas dominicas. Ella se llama Concha, tiene 67 años y es muy exigente con la gente que la cuida y tiene mucho genio. Le dió un infarto cerebral y ha quedado paralizada del lado izquierdo. Entro los viernes a las 20'30 hasta el sábado a las 8'30 de la mañana. Vuelvo el mismo sábado a las 18 y salgo el domingo a las 20'30. Es un reto para mí. Haré todo lo posible por llevarme bien con ella, siendo como soy, por mucho genio que tenga ya que la directora de la agencia me asustó diciendo que estaba endemoniada. Espero que no sea cierto. De todas formas pido un pequeño rezo (a los que todavía rezáis) para que todo me salga bien. Empiezo esta tarde y estoy algo asustada. Muchas gracias a todos y besos.

Ana: como me has preguntado cuantos años tengo te digo que voy a cumplir en Enero 38 años

Terly: Estoy muy emocionada con el regalo que me hiciste. Me gusta verlo a menudo porque todo es muy bonito. Muchísimas gracias

Escrito por María

2 comentarios:

Terly dijo...

Hola María:
Primero felicidades porque te veo muy contenta por tu nuevo trabajo.
Partiendo de aquí, no debes temer nada en absoluto, podrá ser una monjita cascarrabias pero no me cabe la menor duda de que tú la sabrás llevar perfectamente y terminará rindiéndose a tus pies. Acuérdate de las sonrisas de Paco.
Estoy seguro de que será igual. He notado en ti una sensibilidad que no es muy común en los tiempos que corren y por esto precisamente sé que todo te va a salir bien.
Me alegro que te guste mi "Noray" particular. Ya ves que todos tenemos un noray donde amarrar nuestros sentimiento.
Un beso.

ANA MARIA ROS dijo...

Estimada María:

Muchísima suerte con tu nueva empresa, lo de rezar dalo por hecho. De todas formas un consejillo por experiencia, tras una persona con mucho genio, se esconde un corazón muy sensible y con muchas ganas de amar y que lo amen, ya verás como con tu forma de ser te la ganas.

En fin, y con la ayuda cuenta, te ponemos en nuestras oraciones familiares.