AMIGOS

jueves, agosto 05, 2010

NUESTRAS BODAS DE ORO



LO QUE VA DE AYER A HOY



Este post va dedicado a mis hijos y sus familias, en especial a todos los que no pudísteis asistir a celebrar con nosotros el cincuenta aniversario de aquella sagrada ceremonia,(05/08/1960) el Santo Matrimonio, donde se inició la andadura de nuestra familia.

En primer lugar, quiero deciros a los ausentes que todos estábais presentes en mi corazón y en la presencia de Dios. La ceremonia fue muy bonita, íntima y familiar. El sitio todos lo conocéis porque allí tuvieron lugar, a lo largo de esta vida familiar, muchas celebraciones: Bautizos, Primeras Comuniones, Confirmaciones y Bodas... Ya sabéis de qué templo estoy hablando: la Capilla Castrense de la Armada, Nuestra Señora del Carmen.

A las 8 de la tarde, avanzamos, vuestro padre y yo, por el pasillo alfombrado, hasta el Altar, el Señor en el centro, la Virgen del Carmen a la derecha y la Bandera de España a la izquierda, los familiares, aquellos que no estaban de vacaciones, repartidos en los bancos. ¿Se puede pedir algo más? : Sí, que todos vosotros hubiéseis estado a mi lado fisicamente.

EL CELEBRANTE TODOS LE CONOCÉIS: JUAN MANUEL



Aquel chavalín de dieciseis años que tanto frecuentó nuestra casa. ¿Os acordáis de aquellos días que pasó en Ferrol con nosotros? El Director de su colegio le presentó a papá para que le orientase hacia la carrera de Marino de Guerra. Resultó que vuestro padre le llevó a un club del Opus Dei, donde profundizó en la vida espiritual y acabó siendo Dominico. Una muestra más de que Dios busca al que quiere sólo para sí, donde quiere, cuando quiere y como quiere.
En la actualidad lleva siete años en japón, como Prefecto responsable de los Dominicos en aquel país.


Las Lecturas de la Misa, propias de la ceremonia de Bodas de Oro, corrieron a cargo de vuestras hermanas: Raquel y Esther. Las peticiones al Señor las leyó Tamara

ESTHER LEYENDO UN PASAJE DEL ECLESIASTES, precioso, sobre "la mujer perfecta", ejem, ejem... ,


RAQUEL CON SAN PABLO Y LA CARTA DEL AMOR



TODAVÍA NO OS HE CONTADO QUE AYUDARON A MISA, MIS DOS NIETOS, ÁNGEL Y ALEJANDRO. GUAPÍSIMOS CON EL ALBA QUE A ALEX LE QUEDABA MUY CORTA




ESTA FOTO CORRESPONDE A LOS VOTOS O RENOVACIÓN DE LAS PROMESAS. Comprendo que se trata de algo simbólico y bonito, pero confieso que, por lo que a mi atañe, no veo la necesidad de renovarlo, ya que un voto o una promesa hecha desde el corazón es para siempre. Sin embargo, a todos emocionó mucho y hasta hubo lagrimitas. Cuando tengamos los videos comprobaréis cómo Raquel graba y llora al mismo tiempo, pero no fue la unica.




COTILLEO:

A la hora del SÍ QUIERO, vuestro padre, el Fundador de los Boinas Verdes, el gran arenguista que siempre termina afónico cuando suelta sus espichadas, apenas levantó la voz para que se le oyera bien, todo lo contrario que pasó conmigo, yo que soy la tímida,. Si mal no recuerdo lo mismo ocurrió en nuestra boda, según aquellos invitados. ¿Estaría demasiado emocionado, hoy como ayer?
ESPERO QUE NO SE LE OCURRA ENTRAR EN ESTE BLOG...


Al salir, la foto obligada, a los pies de la Santísima Madre de todos, con los asistentes, pocos, pero muy queridos. Por si no reconocéis a todos, os dejo sus nombres:

Mi primo Manolo con su mujer Amalia, mis hermanas Carmina y Ana con su marido Alfonso, Tere, amiga de toda la vida y madrina de Esther, vuestra hermana Sara con Ángel y sus dos pequeños, Angelito y Sarita (sus tres hijos mayores se encontraban en Ferrol ¡Qué pena! Raquel y Alejandro, Angel, Esther, Gonzalo, su madre lola y Gonzalito, el enano y nieto dieciocho por ahora. Tamara y Alfonso...

Cómo veis muy pocos para una familia tan numerosa, pero ya os digo que el resto de parientes y amigos estaban ya de vacaciones.






Celebramos una cena en la Residencia de Oficiales del Ejército, El Alcazar, Fue, en todo sentido una maravilla. Todos disfrutamos mucho, hasta los más pequeños porque les dejaron correr y andar a gatas a sus anchas. El ambiente genial yverdaderamente entrañable, como cualquier reunión familiar.


Esta foto no me gusta nada, estoy feísima, pero no me queda más remedio que ponerla porque representa el broche de oro de nuestra Bodas de idem.



Espero hijos, Begoña, María, Julio, Daniel, Bernardo y Borja, que con este relato os hyais sentido tan presentes como vuestro padre y yo os llevamos en el corazón.

DAMOS GRACIAS A DIOS, CON EL ALMA LLENA DE GOZO, POR HABERNOS DEJADO LLEGAR A VIVIR ESTE MOMENTO DE AMOR Y FIDELIDAD, A PRUEBA DE LUCHAS, TROPIEZOS Y VICTORIAS


8 comentarios:

Siempre dijo...

Me encanta mamá!!!

Muchas felicidades a los dos!!

Un besazo

Concha dijo...

Querida Militos, mil gracias por compartir con nosotros este momento tan entrañable y emocionante.
Mi más cariñosa felicitación.
Fuerte abrazo.

67daniel dijo...

Caray, pues yo también me he emocionado.

Muchas gracias por la dedicatoria, mamá, y muchas felicidades.

Un fuerte abrazo tripartito Daniel-Elisha-Travis desde el Reino Unido.

Tu hijo que te quiere, Daniel.

P.S. Me voy a buscar los kleenex. ;-) Díganle a Don Juan Manuel que nunca es tarde para entrar en la marina. ;-)

Raquel YG-I dijo...

muy bueno el comentario de Dany, mamá y muy buena toda la celebración; más que buena, inolvidable y emotiva, diría yo. Ahora, ¿que pasó con los vídeos que me encargaste hacer y tanto trabajo me dieron, jejeje?. Es igual, este relato y sus imágenes, nos aportan suficiente información y en especial para los que no pudieron estar presentes...Mamá, felicidades y gracias por todo, te quiero!!!

MarianGardi dijo...

he visto vuestras fotos y me han encantado.
Soy feliz viendo a las personas felices y veo que ustedes han conseguido mantenerse juntos y crear una grande y bella familia.
En horabuena y feliciaddes!!
Un abrazo

Terly dijo...

¡Guauuuu!... Estos festejos me los estoy bebiendo, como irónicamente decía mi padre, en pequeñas "diócesis"
Una familia adorable.
Un beso.

WODEHOUSE dijo...

Enhorabuena!. es una pasada. En mi boda también leímos la carta de San pablo del amor. estais todos muy monos y muy elegantes.

Julio dijo...

Te quiero Militos...¡Que Dios te bendiga, esposa fiel!