AMIGOS

miércoles, junio 18, 2008

HABLANDO DE MARÍA

María, cuando de niña le gustaba disfrazarse de todo. Yayo de su mano.

Como no hay forma de animaros a escribir, hoy voy a contaros algo de vuestra hermana María a la que sé todos queréis de manera especial por lo dura que la vida ha sido con ella.




Actualmente se encontraba cuidando durante diez horas al día, en el hospital Ramón y Cajal, a un señor de ochenta y cuatro años que se hallaba en estado casi terminal. Todos conocéis lo impresionable que siempre ha sido y como le afectan las penas y dolores de los demás. Al llegar cada día a casa te narraba con pelos y señales todas las incidencias del pobre señor. Pero hace unos días me dejó impresionada. Nada más entrar noté que su rostro no era el de siempre. Se sentó a mi lado y tuve que ser yo quien la animase a hablar. Después de muchos ruegos me confesó que no sabía cómo expresar lo que sentía y entre las dos dimos salida a lo que os voy a contar:


Estaba muy orgullosa de poder cuidar a este señor, Paco es su nombre. Yo respondí:


"Es lógico, María, tienes un trabajo muy importante donde puedes dar lo mejor de tí misma". Ella me cortó diciendo:


"Sí, pero no es eso. Es que cuando veo a Paco, lo mal que está, los tubos que tiene puestos. Y que yo tengo que estar en su habitación con la bata verde del hospital, la mascarilla y las bolsas verdes de plastico sobre los zapatos, he recordado lo que todos hicistéis por mi cuando estuve ingresada en Granada. Cómo vinieron mis hermanos de Inglaterra, Begoña y Daniel, dejando su propia familia, para ayudar a cuidarme. Cómo Esther pidió desembarcar de Elcano cuando llegaron a Acapulco para pasar dos días conmigo , precisamente en navidades. Y cómo también los que aún vivían en casa, por turnos, fueron pasando por aquel gran hospital Ruiz de Alda para estar conmigo. Cómo al principio sólo podía veros a traves del cristal de la UBI. Todo eso, mamá me vino hoy a la cabeza mientras cuidaba a Paquito."


Confieso que me impresionó porque, gracias a Dios, la memoria con el paso del tiempo va como arrinconando las cosas trágicas, sobre todo cuando se resuelven bien, para que la vida sea más llevadera. Escuchando a María pensé que al recordar todo aquello, empezaba a deprimirse, pero no, no era eso lo que sentía.


"Que no, mamá, que no es eso. Es la impresión que tengo como si Dios me hubiera dado la oportunidad de devolver y agradecer ahora lo que todos hicieron por mi en Granada".


¿No os quedáis perplejos?.


Queridos hijos: me he decidido a contaros esto porque sé que ella no lo va a hacer y yo quiero que sepáis los verdaderos sentimientos de vuestra hermana. Que no ha olvidado todo lo que hicisteis por ella. Dispersados por España y extranjero, con vuestra vida organizada lejos de Madrid, acudisteis a su lado para cuidarla y apoyarla más de cerca en su sufrimiento. Cuando creí que todo estaba superado, porque la verdad es que después de aquellos tres meses de angustia, hasta que conseguimos traerla a Madrid y el mejor cirujano de corazón, doctor Rivero de la clínica La Luz, se ofreció a operarla de la aorta (operacion que todavía no era frecuente realizarlas) en el hospital Gomez Ulla con todo éxito y la vimos totalmente recuperada, no volvimos a hablar de aquello. Por cierto, no creo haberos contado que al terminar la operación, uno de los doctores profundamente emocionado me dijo: "si yo no creyera en Dios hoy tendría que creer".

Ahora me encuentro con esta reacción suya que es su forma de agradeceros aquel amor de familia que demostrastéis, a pesar de los encontronazos que a veces hemos tenido y que son lógicos porque sois una de decena de fuertes personalidades. Pero estoy emocionada hasta el punto de tener que publicarlo en este pequeño blog, que iniciamos como hilo de unión entre todos, para que os llegue con prontitud.


María hoy ha vuelto a sufrir, porque su Paco, como ella le llamaba cariñosamente, ha fallecido, mientras le acariciaba una mano intentando animarle porque le veía respirar con dificultad. Sólo estaba ella con él. Imaginaros lo mal que lo ha pasado hasta que consiguió comunicar con sus hijos y ellos aparecieron por el hospital. No hay manera de consolarla, ni siquiera diciéndola que ha sido lo mejor para el pobre señor.


Por eso os ruego que escribáis unas letras para que ella sienta que la comprendéis.


Y os digo, con todo mi cariño, que estas cosas son las que nos ayudan a entender la hermosura de los sentimientos humanos que no debemos esconder para nosotros mismos, sino prodigarlos para que el materialismo que nos rodea no sofoque lo mejor que Dios nos ha dado, para repartir a lo largo y ancho de la superficie terrestre.

Espero vuestras noticias.


11 comentarios:

Terly dijo...

Un beso para María, y en nombre de Paco, ya que él no lo puede hacer, gracias infinitas por el amor que ha derramado en sus cuidados, y también gracias en mi propio nombre porque ese Paco podía haber sido mi padre, un hijo mío o yo mismo. Aunque desgraciadamente no hay muchas María, hay que dar gracias a Dios que las que existen valen por todas las que faltan.
Hoy, el beso, es para María.

Julio dijo...

María me siento muy orgulloso de tí
¡Qué Dios te bendiga,hija mía ! Papá

Ana María Ros Domínguez dijo...

Querida María:

Ante todo, pedirte disculpas por entrar en vuestra familia, así de imprevisto, mi nombre es Ana, y también yo he vivido una vivencia parecida, pero no en materia de salud, sino económica, hace muchos años, yo ayudaba a una familia en todo lo que podía, tenían muchos problemas, y siempre intenté echar una mano, hace unos meses la de los problemas económicos he sido yo, debido a mi último embarazo, mi tercera hija tiene ahora seis meses, tuve que dejar desatendida la empresa, entre comillas, claro, porque se quedaba mi hermano pequeño al cargo, y la experiencia no ha resultado buena, y me he visto bastante ajustada económicamente, he tenido que trabajar mucho y duro, y parece que con la ayuda de Dios vamos saliendo del bache, pues bueno, ahora, han aparecido personas por todas partes que me han ayudado, no económicamente, porque no ha llegado la sangre al río, pero si a nivel personal y espiritual, y tengo que decir que DIOS DA EL 101%, he estado muy arropada y eso me ha dado fuerzas para seguir luchando. Así que si desde aquí puedo arroparte un poquito a ti, no tengo otra cosa que decirte, que me tienes para lo que quieras, tengo un humilde blog que me gustaría ofrecerte:

anaroski.blogspot.com

y un mail para lo que necesites:

anaroski@gmail.com

Y por último decirte que has sido muy valiente, que has entregado mucho amor y compañía, y que Dios te dará el 101%, además te contaré un secreto, la mujer es un ser frágil y a la vez dura, o no te acuerdas de las clases de física
LA DUREZA IMPLICA FRAGILIDAD

QUE LA FUERZA DE DIOS TE ACOMPAÑE.

Militos dijo...

Gracias Terly: Yo no sabía que mi madre se iba a dedicar, a mis espaldas, a contar este momento de mi vida. Ha sido un placer cuidar a Paco aunque fue por poco tiempo pero era muy bueno y le cogí mucho cariño, pero tenía algo de genio. Yo sabía calmarlo hablándole mucho y de vez en cuando me echaba una pequeña sonrisa.
Lo que más me sorprendía era el dolor tan grande que tenía y como lo sobrellevaba. Eso hizo que llegara a tomarle tanto cariño.

Me sorprendió mucho que alguien haya podido leer una parte de mi vida y que le haya gustado. Siendo una mujer corriente, me ha emocionado tu comentario y te lo agradezco porque lo estoy pasando mal.
Yo también te envío un beso.
María Yáñez

Terly dijo...

Gracias, María

67daniel dijo...

María, ¡la del gran corazón! Como dicen por ahí, te estás ganando el cielo a pulso. ¡Vamos, que la de puntos que llevas ya!
Sólo espero que algún dia los que tenemos nuestras prioridades de la vida un tanto abandonadas, aprendamos a valorar tanto material como socialmente la magnífica e impagable labor que hacéis todos aquellos que trabajáis cuidando a los que más lo necesitan!
¡Y de Granada al cielo, pasando por Madrid primero! Un beso y no te rindas nunca, que este planeta egoísta necesita a gente como tú. .
Daniel.

Militos dijo...

Ana: maría lleva dos días en el campo uaando venga esta nche o mañana te contestará. Gracias por tus palabras para ella.
Un abrazo.

Dany: te digo lo mismo cuando venga de Mesones te dirá algo. Yo me he librado este fin de semana gracias a que está aquí Esther. Me gusta mucho lo que le dices a tu hermana.
Muchos besos a todos.

Militos dijo...

Ana: No hace falta que pidas disculpas por pasar por aquí, estamos encantados.
Te agradezco mucho los ánimos que me das. ¿Sabes que yo también soy de San Fernando y fui a la Compañía de María pero a mi padre le destinaron a Madrid cuando yo tenía doce años.
Soy una persona muy sensible y cariñosa y lo demuestro dedicando mi vida a las personas que necesitan cariño y comprensión.
Muchas gracias pot tu ofrecimiento, Suelo ir por Cádiz a ver a mi hermana, ya te avisaré.
Te contesto con la dirección de mi madre porque no me acuerdo de mi contraseña. Un Beso
María Yáñez

Militos dijo...

Dany: He perdido mi contraseña y te contesto con la de mamá.
Muchas gracias por darme ánimos que me hacía mucha falta. Nunca olvido cuanto me ayudaste.
Quiero que hagas lo mismo con nuestra hermana Begoña que lo está pasando peor que yo y tu la tienes cerca. Cuando ella quiera, me lo dices y yo voy para apoyarla y animarla.
Un beso muy fuerte para todos y en especial para Bego que rezo mucho por ella.
María

ANA MARIA ROS dijo...

Gracias María, ¿Cuántos años tienes? Yo 35 y en diciembre cumpliré 36.

ANA MARIA ROS dijo...

Bueno, ya que por aquí está la cosa como las urgencias del Puerta del Mar, quiero mandar unas líneas a Begoña, quizás porque en estos momentos estoy muy sensible, reconozco que siempre he estado un poquito majaroni, y que se me va la pinza, pero bueno, quizás ahí esté mi éxito con mis hijas, que me pongo a su altura, cuando hay que jugar, cuando hay que hablarles y fortalecerlas,ahora reconozco que a la vez soy una madrastrona con la disciplina, la disciplina y el orden son muy importantes, pero bueno, en vista a que me voy por las ramas, te contaré un pequeño secreto, cuando estoy muy triste y baja de ánimos, y como ya os dije he pasado una racha que empezó el 22 de febrero del 2007, y que aún recolea, como no me gusta la soledad, organizo una merienda o un tapeillo en casa, y me invito a amigos y familiares, y me harto de contar chistes, y la risa, la risa, es la mejor de las terapias,y bueno dicen que salen patas de gallo, pero la verdad que como yo ya he ligao a un buen partio, que es mi marido Antonio, eso no me preocupa mucho. Y otra vez como Tarzán por las ramitas, que a lo que iba, que te rías que te rias de ti, eso lo practico yo y da muy buen resultado.
De todas formas, mi mail y mi blog quedan a vuestra dispo para lo que necesiteis.

UN ACURRUCADITO (ABRAZO EN EL LENGUAJE DE MI HIJA LUCIA 3 AÑOS) CON MUCHO CARIÑO (LA FRASE ES DE LUCIA COMPLETA, ES TODO UN SOL) A VER SI TE MANDO UN VIDEO PARA QUE LA CONOZCAS Y TE RÍAS CUALQUIER DIA ME VEO EN MENUDAS ESTRELLAS, EL PROGRAMA DE TERESA RABAL O ALGO DE ESO, ESTA NIÑA ME HA SALIDO ARTISTA. EN fin, no me puedo quejar tengo a ANA que es doña perfecta y doña aplicada (creo que será filósofa, pensadora, aunque ella quiere ser profesora de Inglés cuando sea mayor y Veterinaria, a LUCÍA que es doña MOVIDITA Y MISS SIMPATIA, que quiere ser primero MÉDICO y después MAMÁ, que por cierto tuvo mucha gracia, porque cuando me dijo que quería ser médico y después mamá se queda callada y pensativa, y me dice o es PRIMERO MAMÁ Y DESPUÉS MÉDICO, a lo que yo respondí, no hija primero se estudia para médico y despues se es mamá, y a BLANQUITA que es doña dulzura.
pd: si quieres puedes ver a las tres en el blog, la disfrazada de enfermera con la supersonrisa es LUCÍA, te darás cuenta que no te he exagerado ni un ápice de ella.

BESOS,BESOS, BESOS.