AMIGOS

viernes, junio 27, 2008

NUEVA ESPERANZA

Queridos amigos y familia:
Sabéis lo mal que lo pasé con la muerte de mi Paquito. Primero quiero daros las gracias a todos por los ánimos que me disteis.
Hoy ha vuelto para mí la esperanza porque tengo un nuevo trabajo, nada menos que cuidar de una Madre Superiora de un convento, Fijaros que suerte está enfrente de la casa donde vivía mi queridísimo abuelo Goyo, en la calle San Francisco de Sales de tan buenos recuerdos.
Es un colegio de monjas dominicas. Ella se llama Concha, tiene 67 años y es muy exigente con la gente que la cuida y tiene mucho genio. Le dió un infarto cerebral y ha quedado paralizada del lado izquierdo. Entro los viernes a las 20'30 hasta el sábado a las 8'30 de la mañana. Vuelvo el mismo sábado a las 18 y salgo el domingo a las 20'30. Es un reto para mí. Haré todo lo posible por llevarme bien con ella, siendo como soy, por mucho genio que tenga ya que la directora de la agencia me asustó diciendo que estaba endemoniada. Espero que no sea cierto. De todas formas pido un pequeño rezo (a los que todavía rezáis) para que todo me salga bien. Empiezo esta tarde y estoy algo asustada. Muchas gracias a todos y besos.

Ana: como me has preguntado cuantos años tengo te digo que voy a cumplir en Enero 38 años

Terly: Estoy muy emocionada con el regalo que me hiciste. Me gusta verlo a menudo porque todo es muy bonito. Muchísimas gracias

Escrito por María

PRIMER PREMIO


Esta es la gran noticia: nuestra querida amiga Ana Ros ha concedido este premio a nuestro blog. Un premio importante porque nos compromete a defender la Democracia y la Libertad que no son dos conceptos abstractos. Para nosotros debe suponer no que cada uno viva como le de la gana, sino que viva conforme a los principios que deben regir toda vida humana. Para algunos, por gracia de Dios, serán también religiosos pero para todos han de estar configurados segun la propia naturaleza humana. ¿Qué quiere decir esto?, que no se puede ir contra ella y que antes de que se formularan los Derechos Humanos ya la propia naturaleza del hombre tenía formuladas sus propias leyes para ser respetadas por todos. Si sabemos respetar las propias y ajenas sabremos vivir en libertad y democracia.
El requisito de este premio es entregarlo también a otros blogs que cumplan con este compromiso y lo haremos en otro momento, cuando hayamos decidido a quien se lo otorgamos.

Y como este blog no lo hicimos para sermonear a nadie, sólo nos queda agradecer de todo corazón a Ana este valioso premio y decirla que siempre será bienvenida a estas "Cosas de los Yánez".
Espero que alguno de vosotros podáis darle las gracias individualmente. Podéis hacerlo aquí o en su propio blog:
//anaroski.blogspot.com/

miércoles, junio 18, 2008

HABLANDO DE MARÍA

María, cuando de niña le gustaba disfrazarse de todo. Yayo de su mano.

Como no hay forma de animaros a escribir, hoy voy a contaros algo de vuestra hermana María a la que sé todos queréis de manera especial por lo dura que la vida ha sido con ella.




Actualmente se encontraba cuidando durante diez horas al día, en el hospital Ramón y Cajal, a un señor de ochenta y cuatro años que se hallaba en estado casi terminal. Todos conocéis lo impresionable que siempre ha sido y como le afectan las penas y dolores de los demás. Al llegar cada día a casa te narraba con pelos y señales todas las incidencias del pobre señor. Pero hace unos días me dejó impresionada. Nada más entrar noté que su rostro no era el de siempre. Se sentó a mi lado y tuve que ser yo quien la animase a hablar. Después de muchos ruegos me confesó que no sabía cómo expresar lo que sentía y entre las dos dimos salida a lo que os voy a contar:


Estaba muy orgullosa de poder cuidar a este señor, Paco es su nombre. Yo respondí:


"Es lógico, María, tienes un trabajo muy importante donde puedes dar lo mejor de tí misma". Ella me cortó diciendo:


"Sí, pero no es eso. Es que cuando veo a Paco, lo mal que está, los tubos que tiene puestos. Y que yo tengo que estar en su habitación con la bata verde del hospital, la mascarilla y las bolsas verdes de plastico sobre los zapatos, he recordado lo que todos hicistéis por mi cuando estuve ingresada en Granada. Cómo vinieron mis hermanos de Inglaterra, Begoña y Daniel, dejando su propia familia, para ayudar a cuidarme. Cómo Esther pidió desembarcar de Elcano cuando llegaron a Acapulco para pasar dos días conmigo , precisamente en navidades. Y cómo también los que aún vivían en casa, por turnos, fueron pasando por aquel gran hospital Ruiz de Alda para estar conmigo. Cómo al principio sólo podía veros a traves del cristal de la UBI. Todo eso, mamá me vino hoy a la cabeza mientras cuidaba a Paquito."


Confieso que me impresionó porque, gracias a Dios, la memoria con el paso del tiempo va como arrinconando las cosas trágicas, sobre todo cuando se resuelven bien, para que la vida sea más llevadera. Escuchando a María pensé que al recordar todo aquello, empezaba a deprimirse, pero no, no era eso lo que sentía.


"Que no, mamá, que no es eso. Es la impresión que tengo como si Dios me hubiera dado la oportunidad de devolver y agradecer ahora lo que todos hicieron por mi en Granada".


¿No os quedáis perplejos?.


Queridos hijos: me he decidido a contaros esto porque sé que ella no lo va a hacer y yo quiero que sepáis los verdaderos sentimientos de vuestra hermana. Que no ha olvidado todo lo que hicisteis por ella. Dispersados por España y extranjero, con vuestra vida organizada lejos de Madrid, acudisteis a su lado para cuidarla y apoyarla más de cerca en su sufrimiento. Cuando creí que todo estaba superado, porque la verdad es que después de aquellos tres meses de angustia, hasta que conseguimos traerla a Madrid y el mejor cirujano de corazón, doctor Rivero de la clínica La Luz, se ofreció a operarla de la aorta (operacion que todavía no era frecuente realizarlas) en el hospital Gomez Ulla con todo éxito y la vimos totalmente recuperada, no volvimos a hablar de aquello. Por cierto, no creo haberos contado que al terminar la operación, uno de los doctores profundamente emocionado me dijo: "si yo no creyera en Dios hoy tendría que creer".

Ahora me encuentro con esta reacción suya que es su forma de agradeceros aquel amor de familia que demostrastéis, a pesar de los encontronazos que a veces hemos tenido y que son lógicos porque sois una de decena de fuertes personalidades. Pero estoy emocionada hasta el punto de tener que publicarlo en este pequeño blog, que iniciamos como hilo de unión entre todos, para que os llegue con prontitud.


María hoy ha vuelto a sufrir, porque su Paco, como ella le llamaba cariñosamente, ha fallecido, mientras le acariciaba una mano intentando animarle porque le veía respirar con dificultad. Sólo estaba ella con él. Imaginaros lo mal que lo ha pasado hasta que consiguió comunicar con sus hijos y ellos aparecieron por el hospital. No hay manera de consolarla, ni siquiera diciéndola que ha sido lo mejor para el pobre señor.


Por eso os ruego que escribáis unas letras para que ella sienta que la comprendéis.


Y os digo, con todo mi cariño, que estas cosas son las que nos ayudan a entender la hermosura de los sentimientos humanos que no debemos esconder para nosotros mismos, sino prodigarlos para que el materialismo que nos rodea no sofoque lo mejor que Dios nos ha dado, para repartir a lo largo y ancho de la superficie terrestre.

Espero vuestras noticias.


martes, junio 03, 2008